Guarocuya Félix, director General de Aduanas.
SANTO DOMINGO. El director General de Impuestos Internos, Guarocuya Félix, dijo que la amnistía fiscal que se propone aplicar el Gobierno, no se trata de "borrón y cuenta nueva", sino de limpiar los recargos y moras para mejor control en los próximos años.
De acuerdo con el funcionario, el Gobierno dejará de recibir alrededor de RD$2,500 millones con la puesta en práctica de la amnistía fiscal, que explicó será aplicada a todos los negocios y a las personas físicas que deben contribuir en la administración tributaria.
Explicó que la amnistía fiscal consiste en los recargos, las moras, los intereses y los impuestos dejados de pagar durante el período que cubrirá la ley correspondiente hasta los últimos tres años pasados.
El titular de la DGII habló en el marco de una reunión de la comisión de Industrias y Comercio del Senado, a la cual también estuvo el director general de Aduanas, Fernando Fernández, para explicar en qué consiste el proyecto de amnistía fiscal.
En cuanto al porcentaje de la amnistía fiscal, Guarocuya señaló que en la anterior amnistía se obtuvo un rendimiento de unos RD$3,500 millones.
Agregó que "hay personas que se acogieron a la amnistía en años pasados y han seguido tributando regularmente, por lo tanto, el universo de personas que tienen problemas con la administración tributaria será muchos menor"
Extracto de Diario lIbre.
 
Top