AÚN FALTA COMBUSTIBLE Y ELECTRICIDAD
  • Gasolina. Varias personas hacen una fila para conseguir gasolina en
    una estación, mientras la ciudad trata de recuperarse de los efectos
    del huracán Sandy, en Brooklyn, ayer.
AFP
New York
Decenas de miles de personas afectadas por Sandy necesitaban alojamiento este domingo en Nueva York ante la brusca caída de las temperaturas, seis días después del paso del ciclón por el este del país, que aún sufre problemas de suministro eléctrico y de gasolina.
Las autoridades federales y estatales aceleraban además sus esfuerzos en garantizar que la población podrá ejercer su derecho a votar en mañana martes al presidente demócrata Barack Obama y el republicano Mitt Romney.
“La realidad va a ser la temperatura.
Decenas de miles de personas van a necesitar alojamiento”, dijo el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, en momentos en que la temperatura se situaba en torno a los 5 grados en Nueva York con pronóstico de bajar aún más hoy lunes.
El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, precisó que solo para su ciudad se trataba de “30,000 a 40,000 personas”, un desafío importante teniendo en cuenta que no había demasiado lugar disponible en los centros de alojamiento con los que cuenta la administración.
Según Cuomo, casi una semana después del paso de Sandy, que dejó más de 100 muertos en la costa este de Estados Unidos, todavía quedaban 730,000 hogares sin electricidad en el estado de Nueva York.
Al problema del frío y la falta de electricidad se suma la escasez de gasolina.
Cuomo afirmó que “ha habido progresos” con respecto al abastecimiento de combustible, pero admitió que continuaban las dificultades. “Hay que tener paciencia”, dijo, en referencia a las largas esperas, a veces de horas, para cargar gasolina.
 
Top