Antonio Martín Guirado EFE
Albuquerque (EE.UU.)
El presidente de EE.UU., Barack Obama, fue reelegido hoy en las urnas por cuatro años gracias al apoyo del electorado hispano, que, según las encuestas, le entregó su confianza con una abrumadora mayoría que rondó el 70 por ciento de los votos frente a su rival, el republicano Mitt Romney.
"Es una noche muy especial", dijo a Efe Carlos Vázquez, de 40 años, en el hotel Embassy Suites de Albuquerque, donde la cúpula demócrata de Nuevo México se reunió para asistir al recuento electoral en una celebración que acogió a unas 800 personas.
"Yo, como latino, siento que tengo más esperanzas con su reelección. Esta noche he llorado, he gritado y he vivido la alegría igual que cualquier americano", añadió emocionado.
Nuevo México, el estado con mayor proporción de electorado hispano -casi el 50 por ciento de su población-, volvió a apoyar con holgura a Obama como ocurriera en 2008 frente a John McCain, esta vez con la fuerza del 77 por ciento del electorado hispano.
Por su parte, la candidata al Congreso por Nuevo México, la demócrata Michelle Luján, afirmó eufórica que el estado "jamás dará marcha atrás en la defensa de los derechos de la mujer".
Según las cifras electorales de Latino Decisions, el apoyo de la población hispana en todo el país ascendería al 75 por ciento de quienes ejercieron su derecho al voto, el mayor recibido por un presidente estadounidense desde el registrado por Bill Clinton en 1996.
 
Top