DSC_0007.JPG
Los doctores Andrés Bautista García, Orlando Jorge Mera  y Geanilda Vásquez, Presidente, Secretario General y de Organización del Partido Revolucionario Dominicano  acusaron a  Miguel Vargas Maldonado de prefabricar expedientes en su contra la  impedir la celebración de la necesaria reunión de la Comisión Política de esa organización  en la cual se deberá buscar la salida institucional a la crisis que afecta a la misma.
Andrés Bautista, hablando en rueda de prensa, luego de concluir una reunión en el Instituto doctor José Francisco Peña Gómez afirmo que  “Con esa acción sin precedentes, Miguel Vargas busca impedir que se arribe a una salida institucional y unitaria mediante la reunión de la CP donde se apruebe el plan para la celebración de una convención en la que se elegirán, a nivel nacional, las autoridades del Partido en el año 2013 como mandan los estatutos”.
Manifestó que , ante el pedido de reunir la Comisión Política (CP) de manera consensuada, la respuesta de Miguel Vargas ha sido someter al Consejo de Disciplina para su expulsión a un número importante de dirigentes del Partido Revolucionario Dominicano, encabezado por Hipólito Mejía, ex Presidente de la República; Andrés Bautista, Presidente en Funciones; Orlando Jorge Mera, Secretario General; y Geanilda Vázquez, Secretaria Nacional de Organización.
Señaló que con esa acción sin precedentes, Miguel Vargas busca impedir que se arribe a una salida institucional y unitaria mediante la reunión de la CP donde se apruebe el plan para la celebración de una convención en la que se elegirán, a nivel nacional, las autoridades del Partido en el año 2013 como mandan los estatutos.
Enfatizó que la familia perredeísta y el pueblo dominicano, deben estar conscientes de que todas estas maniobras forman parte de una trama dirigida a evitar que el Partido Revolucionario Dominicano logre su verdadera unidad y pueda cumplir con su papel de oposición y  defensa de los intereses del pueblo dominicano.
“En su accionar Miguel Vargas busca confundir cuando vende a la opinión pública un discurso de supuesta unidad, mientras a lo interno emprende acciones como las señaladas, totalmente contrarias a la unidad, al compañerismo, a la voluntad mayoritaria de la base y a la institucionalidad del Partido, provocando la indignación de la familia perredeísta”. Resaltó

 
Top