Dos de los cadáveres estaban dentro de la yipeta.
VER TODAS LAS FOTOS (2)
Santo Domingo. Seis personas murieron, dos ellos calcinados, y el resto a balazos en la cabeza y otras partes del cuerpo.
Tres de estos fueron asesinados, al parecer en un "ajuste de cuentas", en un hecho ocurrido en el sector Los Mogotes de Villa Altagracia ayer.
De esos tres, uno fue quemado vivo, según certificó el médico legista actuante Hugo Guzmán, quien aclaró que el rostro del cadáver tenía gestos de dolor, como los labios mordidos y los puños cerrados.
Hasta el momento, solo dos de los cadáveres encontrados en Los Mogotes fueron identificados y se trata de Wilmelson Arismel Bueno Jiménez y Efraín de la Rosa, este último figura con un registro en la Policía por asalto a mano armada a una mujer en el 2010.
El otro, Bueno Jiménez, fue quien supuestamente alquiló la yipeta marca Suzuki Vitara placa G231878, propiedad del rent car Gireni ubicada en el kilómetro 9 y 1/2 de la autopista Las Américas.
El general Ney Aldrin Bautista dijo que en la escena se recolectaron varios casquillos, fósforos y un galón para echar gasolina.
Dos los cadáveres fueron encontrados en la yipeta en medio de las plantaciones de naranjas de la empresa Rica del kilómetro 57 de la autopista Duarte y el tercero a escasos metros de los primeros, con quemaduras en su cuerpo.
El grupo está vinculado al robo de seis fusiles encontrados hace dos meses en el ensanche Ozama y guardaban prisión con medida de coerción de un año.
Tres muertos más
Ayer se informó que un cadáver fue encontrado calcinado en el sector Miranda próximo a La Vega, uno en Sabana Perdida y el otro en Herrera.
Ayer se dijo que técnicos de la Policía trabajan con el fin de identificar el cadáver encontrado en Miranda con quemaduras en todo el cuerpo. 

En tanto, en Sabana Perdida, Julio César Rodríguez Paniagua, de 19 años, murió a consecuencias de herida de bala en el tórax, ocasionada por varios hombres que se desplazaban en una yipeta Honda Odisea, de color rojo, hiriendo a Julio Rivas Belliard, de 21 años de edad, el cual fue ingresado en el Hospital Traumatológico Ney Arias Lora, presentando heridas en ambas piernas y en el abdomen. Los agresores no despojaron de nada a las víctimas. Mientras que en Herrera fue muerto a tiros el joven Amaury Rosario, de 23 años, por dos hombres que viajaban en un carro Honda Civic sin placa.

Investigan casos
Ayer se presentaron a Los Mogotes los generales Ney Aldrin Bautista, de Investigaciones Criminales, y Neivi Pérez Sánchez, de Inteligencia Delictiva, quienes están al frente de este caso.
Ambos manejan la hipótesis de que se trata de un triple crimen posiblemente por ajuste de cuentas.
"La investigación está en marcha, sólo tenemos tres cadáveres, uno de ellos chamuscado, con dos tiros en la cabeza y otros dos también con disparos en la cabeza", dijo el jefe de la Dicrim.
Ayer, varios equipos investigaron a personas de la zona de Villa Altagracia.
La policía arrecia las pesquisas
El general Ney Aldrin Bautista dio garantías de que el triple crimen será aclarado a la mayor brevedad posible. Dijo que la Policía tiene la capacidad para resolver el hecho. Explicó que en la escena, la Policía científica recolectó evidencias que pueden dar con los responsables del hecho. Según el alto oficial, a medida que avancen las investigaciones, todo se va a aclarar.
 
Top