Abel Guzman-Santo Domingo. El Partido de la Liberación Dominicana (PLD) concluyó ayer el período de discusión de las propuestas del VIII Congreso Norge Botello, en el que primaron las quejas por la pérdida de la línea de mando, así como la desconexión entre el gobierno, el partido y la dirigencia media y de base de esa organización.
"La pérdida de la línea de mando, que ha sido una de las debilidades de la apertura del partido, ha traído consigo una comunicación interna deficiente. Las líneas políticas adoptadas por nuestra dirección llegan a cuenta gotas a las bases partidarias y un tanto distorsionadas, porque en su difusión se recurre de manera preponderante a los medios masivos de comunicación, que hacen los enfoques acordes a las posturas de sus propietarios o directores", se expresa en el análisis del tema comunicación del Congreso.
En las discusiones se criticó que las circulares y resoluciones partidarias, "de abajo hacia arriba y viceversa", no fluyen con la agilidad necesaria, lo que a su entender, dificulta la comunicación interna y crea desinformación. En la autocrítica, se afirma que junto a la limitación de la comunicación interna se han presentado en la pasada y anteriores campañas electorales, contradicciones en la política comunicacional.
En el PLD han expresado malestar algunos comunicadores partidistas que afirman que no han sido tomados en cuenta y los empleos han sido centralizados por un sector.
En los debates se ha criticado la falta de líneas estratégicas comunicacionales del Comité Político, la ausencia de formas eficaces de relación entre el órgano de las Comunicaciones y la dirección del PLD y la falta de presupuesto específico destinado para los planes de trabajo que "dejaron solo un equipo humano con voluntad y determinación, pero con una serie de escollos que han impedido la plena ejecución de los objetivos y las reformas planteadas".
En las propuestas del Congreso se expresan que donde menos avance tiene el PLD es en las relaciones públicas, ya que se cultivan relaciones con los periodistas asignados al partido como fuente y con productores y conductores de programas "en procura de una efectiva labor de colocación de nuestros dirigentes y las posiciones de la organización en los medios radiales y de televisión. Sin embargo, otros aspectos de las relaciones públicas, que respondan a un plan y propósito, no se ejecutan, dominando las relaciones interpersonales".
Por tales problemas, proponen estructurar una comisión especial de "Estrategia de Comunicación" integrada por dos miembros del Comité Político, uno de los cuales sería su coordinador, dos miembros de la Secretaría de Comunicaciones, incluyendo su titular, y una quinta persona que sea un especialista o cualquier otro dirigente.
Plantean que se deben organizar bloques de titulares de comunicaciones por región y seccionales para unificar y socializar las acciones comunicativas.
 
Top