En total hay 141 concesiones otorgadas


Cynthia Abreu / La empresa minera Unigold Resources obtuvo el permiso para explorar la fronteriza provincia de Dajabón en busca de un importante yacimiento de oro.
La Dirección General de Minería otorgó 141 concesiones de exploración de minerales metálicos y no metálicos hasta julio del año pasado. Inex, Ingeniería y Exploración, concesionaria asociada a la empresa canadiense Gold Quest,  ha recibido la mayor parte de los permisos para explorar las lomas de la provincia de  San Juan, donde se determinó que existen grandes cantidades de oro y cobre.
Del 13 al 18 de julio pasado se emitieron 13 permisos para exploración de metales y tres para explorar la zona de San Rafael del Yuma, en la provincia La Altagracia, Monte Plata y Sabana Grande de Boyá en búsqueda de caliza.
Consorcio Minero Dominicano (Cormidom), concesionario de exploración de caliza en la zona de Monte Plata, renunció a su derecho, informó el director general de Minería, Alexander Medina Herasme.
Tiempo.  Minería otorga a los concesionarios  un permiso de tres años para explorar el área.
El permiso puede ser renovado por uno o dos años más, siempre que la compañía cumpla con los requisitos establecidos en la Ley 146-71 de Minería en República Dominicana.
 La persona o empresa debe demostrar quién es como persona física o moral, “mostrar solvencia económica y solvencia técnica, porque al momento de tomar una decisión la valoramos ampliamente”, señala el director general de Minería, quien indicó que además se debe  tener solvencia moral, es decir, “que sus compañeros digan que cumple lo que  promete”.
 Precisó que al otorgar una concesión para explorar una zona la Dirección de Minería hace un “acto de fe”, en vista de que confía en la palabra de la persona o compañía y  en que lo que dijo  que  va a hacer.
Otro aspecto a considerar para dar una concesión es la relación de la compañía o persona con el Estado,  sus relaciones en términos de pago de impuestos, si ha sido concesionario anterior cómo cumplió lo acordado con la Dirección General de Minería y otros aspectos.
Ramón Núñez, consultor jurídico legal de Minería, puntualizó que la mayoría de las personas va directamente a solicitar una concesión minera.
“El interés de una concesión viene de la información básica que el Gobierno ha preparado para todo inversionista que pueda venir acá. A partir de esa información básica, que está disponible en Minería, y del mapeo geológico de  República Dominicana, entonces la compañía o persona especifica cuál  zona le interesa, entonces procede a escoger  el área y a hacer  una prospección, que consiste en tomar  muestras del suelo y determinar si  es verdad que   hay el mineral que busca. En el mapa se señalizan  los puntos que le interesa al solicitante y organiza una solicitud de concesión”, precisa Medina Herasme.
Para las empresas.  Si son compañías, deben demostrar su existencia a través de una certificación de la Cámara de Comercio y traer  los estatutos de la empresa.
También se requiere en original y copia un acta de la asamblea general extraordinaria de la empresa, o la que corresponda con su nómina de presencia, donde se autorice y otorgue poder a la persona indicada para solicitar, a nombre de la empresa, la concesión minera debidamente registrada en la Cámara de Comercio y Producción competente, con el sello original de la sociedad, y certificada por quien corresponda.
La concesión constituye  acto de adhesión con el Estado, lo que significa  que el concesionario se adhiere a la regla de la ley de Minería (146-71). Si la empresa es extranjera deberá matricularse en la Cámara de Comercio y Producción correspondiente, llenando los requisitos establecidos en la Ley 479-08 de sociedades comerciales.
 
Top