Ramón Cruz Benzán / Santo Domingo -El Procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito, prohibió a la jefatura de la Policía Nacional y a la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) publicar fotos de imputados por diferentes medios de comunicación y redes sociales hasta tanto no haya una sentencia condenatoria, así como otros resultados de las investigaciones.
En una carta enviada al jefe policial, general Manuel Castro Castillo; y al presidente de la DNCD, Julio César Souffront, el jefe del ministerio público pidió instruir a sus respectivos departamentos de relaciones públicas de abstenerse de publicar la foto de los apresados.
“Le solicitamos instruir a sus respectivos departamentos de relaciones públicas de abstenerse de publicar fotos de imputados por los diferentes medios de comunicación y redes sociales hasta tanto no sean condenados, así como otros resultados de las investigaciones hasta tanto se cumpla con los requisitos establecidos por la indicada ley”, enfatizó.
El Procurador igualmente solicitó a los jefes de la Policía y de la DNCD no asegurar la tipificación de drogas hasta tanto no sea certificada por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).  
 Expreso que el artículo 11 de la Ley Orgánica del Ministerio Publico, establece que en la fase de investigación no es pública para los terceros, y que los funcionarios que participan en la misma tienen la obligación de guardar discreción.
Manifestó que la Policía o cualquier otra agencia ejecutiva, de seguridad o de gobierno que cumpla las tareas auxiliares de investigación con fines judiciales solo podrán informar al público sobre investigaciones en curso con la autorización del ministerio público y sujeto a las condiciones que este disponga.
Domínguez Brito en comunicación del 10 de septiembre pasado sostiene que el incumplimiento de la disposición de la ley 133-11, del 19 de junio, es considera falta grave.
La petición del Procurador se produce luego de que la DNCD  presentara en rueda de prensa a 12 personas que resultaron detenidas, tras ser sospechosas de estar ligadas a un alijo de 500 kilos, presumiblemente de cocaína y/o heroína, situación esta que causo sorpresa ante la ciudadanía.
 
Top