Tony Balbuena / Caño Piedra-Bonao.- Residentes de esta comunidad perteneciente al distrito municipal de Jayaco en Monseñor Nouel, denunciaron que viven en la más horrible miseria y calamidad por la falta de fuentes de empleos en la zona.
 
Bartolomé Aracena, vocero de los comunitarios destacó que la carencia de empresas e industrias, afecta a la juventud que no encuentra donde trabajar, lo que conduce a muchos de estos a sumergirse en el mundo de la delincuencia.

Dijo que la crisis económica a arropado a los pobladores de allí, al asegurar que la falta de circulante les imposibilita vivir dignamente. 

Pidió a las autoridades representativas del gobierno en la provincia, fomentar fuentes de empleos que provoquen una dinamización de la economía.

Reconoció que la mayoría de los negocios que operan en la zona, corresponden a bancas de apuestas de loterías.

Informó que el asfaltado que le fuera prometido por el Ministerio de Obras Públicas aún no llega, por lo que sus calles y caminos vecinales están polvorientas e intransitables.
Otras comunidades cercanas a esta y que carecen de fuentes de empleos son Rabo de Chivo, La Ceiba y Charco Prieto. 

El dirigente comunitario Bartolomé Aracena, afirmó que los pobladores de dichas comunidades tienen que recluirse en sus hogares a tempranas horas de la noche, ya que se producen robos y atracos a manos armadas por desconocidos que frecuentan las comunidades, ante la ausencia de un cuartel de la Policial.
 
Top