Una carta enviada por la menor, fue leída donde pide perdón por las acusaciones en su contra.

Deibidania Rodriguez/Bonao-Los jueces Nelson Antonio Angomás, Pedro Julio Cornelio y Elizabeth Amalia López, declararon inocente al sacerdote Alberto Zacarías Cordero Liriano, acusado de violar los artículos 330 y 333 del código procesal penal, en perjuicio de una menor. 

El juicio de fondo había sido reenviado en varias ocasiones a fines de encontrar evidencias del caso. El ministerio público en representación de la magistrada Carmen Elizabeth Jimenez, había solicitado 10 años de prisión en contra del sacerdote.

Cordero esta asignado a la iglesia San Pedro y San Pablo.
 
Top