respondió las preguntas de los periodistas a la salida de la Barrick Gold.Foto:José De León

Pueblo Viejo, Sánchez Ramírez.-El presidente Danilo Medina aseguró ayer que la sentencia del Tribunal Constitucional, que niega la nacionalidad a los hijos de extranjeros que viven en situación irregular en el país, está apegada a la presente Constitución  de la República, pero que “hay que resolver el problema humano” que viven miles de descendientes haitianos.
“Yo no sé si legalmente se ha cometido una injusticia, pero ahí hay un problema humano que tenemos que resolver”, dijo Medina tras confirmar que le explicó a la comisión de dominicanos descendientes de haitianos ilegales que recibió en su despacho, que los órganos como la Junta Central Electoral y el Tribunal Constitucional son independientes y con prerrogativas propias, que no dependen del Poder Ejecutivo.
Un drama conmovedor
Explicó que escuchó el drama de muchachos nacidos en el país, hijos o nietos de haitianos, que tuvieron que estudiar caminando 18 kilómetros todos los días y al momento de recibir el certificado de bachiller no contaban con una cédula y no pudieron inscribirse en la universidad, perdiendo hasta cinco años de su vida;  y “en ese sentido, lo menos que podíamos hacer es pedirles excusas por lo que están pasando”.
Confirmó que iniciará un proceso de consultas para estudiar con la Junta Central Electoral y el Tribunal Constitucional  qué se puede hacer para buscar una solución al drama que viven los descendientes de haitianos nacidos en  República Dominicana.
Dijo desconocer si la sentencia del TC tiene prerrogativa para tomar decisiones hacia el pasado, porque  la Constitución establece  la irretroactividad de la ley.
 
Top