Ramón Cruz Benzán
Santo Domingo
La esposa del convicto capo boricua José David Figueroa Agosto, Leavy Yadira Nin Batista, quedó en libertad ayer tras cumplir parcialmente la pena que le fue impuesta por el Segundo Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, por la comisión de lavado de activos, producto del narcotráfico.
Acompañada de su abogado Félix Portes, Nin Batista fue sacada, bajo la protección de un contingente de seguridad, del Centro de Corrección y la Rehabilitación de Najayo-Mujeres, luego de una orden de libertad emitida por el juez de la Ejecución de la Pena de San Cristóbal, Willy Jesús Núñez Mejía.
Desde allí, Batista fue trasladada por ante el despacho del juez de la Ejecución de la Pena del Distrito Nacional, Saulo Isabel Díaz, quien se encargará de supervisar la sentencia dictada por la entonces jueza de instrucción, Claribel Nivar Arias. La mujer fue enviada ante el despacho de Isabel Díaz por el juez de la Ejecución de la Pena de San Cristóbal para que este vigile su período de libertad condicional debido a que Nin Batista reside en la avenida Privada, número 46, del Mirador Norte de la capital.
A su salida del tribunal, su abogado, Félix Portes, dijo que su cliente se dirigía hacia su residencia y que luego visitaría a familiares y amigos. Nin Batista guardó silencio en todo momento. La sentencia dispone que ella deberá aprender una profesión u oficio o seguir cursos de capacitación o formación, prestar trabajos de utilidad pública o de interés comunitario en una institución estatal y organización sin fines de lucro, fuera de sus horarios habituales de trabajo.
La  condena a la exesposa de Figueroa Agosto, quien se entregó a las autoridades a mediados de abril de 2011 y fue traída al país desde España, le fue impuesta el 9 mayo de 2011, y establecía una pena de cinco años, suspendiéndole dos años y seis meses.
En la sentencia se dispuso el decomiso, a favor del Estado dominicano, de una yipeta Land Rover, color negra; un apartamento del condominio Briza Marina, del municipio de Los Llanos, en Juan Dolio; un apartamento de la Torre Villa Palmera, de la avenida Enriquillo, de la urbanización Renacimiento del Distrito Nacional.
Se recuerda que en agosto del año pasado, el juez de la Ejecución de la Pena de San Cristóbal le negó la  libertad condicional a Nin Batista, tras considerar que la misma debía cumplir los dos años y medio de prisión completos.
 
Top