Félix Guerra
Bonao.-Con una inversión de 29 millones de pesos y por gestiones del senador Félix Nova, el Ministro de Cultura, dio el primer picazo para dejar iniciados los trabajos de remodelación, adecuación y terminación de lo que será el Palacio de Bellas Artes de este municipio.

El obispo de la diócesis de San Francisco de Macorís, Fausto Ramón Mejía Vallejo, realizó la bendición del inicio de los trabajos, al tiempo que expresó su satisfacción por la construcción de dicha obra y al senador de la provincia por ser el gestor de la misma.

De igual manera el profesor y escritor Julián Morillo y la Directora Provincial de Cultura, Clariza Jiménez, expresaron su alegría por ver que su anhelado sueño será una realidad para las presentes y futuras generaciones que cultivan las buenas artes.

Hay hacer uso de las palabras el senador por la provincia Monseñor Nouel y principal gestor de la obra, Félix Nova, hizo un recuento de todas las vicisitudes que tuvo que enfrentar en Santo Domingo en algunas oficinas para conseguir que definitivamente Bonao, tenga un Palacio de Bella Artes, para que tantos niños y adolescentes puedan tener donde aprender a cultivar las diferentes facetas culturales.

El Ministro de Cultura José Antonio Rodríguez, expresó que los pueblos necesitan autoridades como el senador de la provincia Monseñor Nouel, “un día llego a mi despacho con una sonrisa y un papel donde decía Bonao y me hablo del proyecto para su pueblo, hoy estamos aquí, porque juntos tocamos puertas para que esto sea una realidad”, expresó el funcionario en sus palabras.

Asimismo, el Gobernador Provincial Nicolás Restituyo, manifestó que el municipio se viste de gala con el inicio de esta obra, la cual será de gran trascendencia para nuestra demarcación.


Los valores culturales estuvieron presentes, desde la presentación folclórica, el coro de la Universidad Adventista Dominicana UNAD, las canciones de Luiggi Arias y Alfredo Polonia, así como una pelea de gallos propio de la idiosincrasia dominicana, asimismo hubo exhibición de los trabajos de los jóvenes que tallan madera conocidos como los Santos de Palos de esta jurisdicción enclavada en el mismo centro del país
 
Top