El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito. Foto: Nehemías Alvino
El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito. Foto: Nehemías Alvino
SANTO DOMINGO. El procurador de la República, Francisco Domínguez Brito, manifestó que en el día de hoy el sistema de justicia dominicana se ha convertido en el escudo ideal para todo tipo de delincuencia y corrupción administrativa.
"Todo esto por no tener la valentía y la responsabilidad de establecer un régimen de consecuencias que ponga frenos a los desmedidos actos de corrupción", manifestó Domínguez Brito durante rueda de prensa emitida luego de que el juez de la Instrucción Especial de la Suprema Corte de Justicia, Alejandro Moscoso Segarra, dictara un auto de "No Ha Lugar" a favor del senador Félix Bautista y otras seis personas, acusadas de corrupción y lavado de activos en contra del Estado.
Con este fallo, el procurador considera que la justicia no ha actuado acorde con lo que establece la Constitución y las leyes, así como no ha jugado un rol de representar la defensa de los derechos de la población.

"Se ha quebrantado aún más el estado de derecho en la República Dominicana, creando un ambiente propicio para que desde el más pequeño de los servidores públicos hasta el funcionario de mayor jerarquía se robe el dinero del pueblo dominicano", precisó.  
Dijo que el sistema de justicia le ha fallado al país y le ha otorgado un triunfo con consecuencias muy negativas a la impunidad.  
"Este caso de OISOE, no es más que un caso más de sentencias que en todo momento se han convertido en los más grandes estímulos a la corrupción en la República Dominicana", agregó. 

 
Top