Por Tony Balbuena
Bonao.- Decenas de comerciantes y pobladores del casco urbano, barrios periféricos y comunidades rurales de este municipio, mostraron su irritación por el deficiente suministro de energía eléctrica que ofrece la Empresa Distribuidora de Energía del Norte (EDENORTE).
Las suspensiones diarias del servicio están causando estragos y pérdidas económicas incalculables en el comercio y los hogares, al tiempo que facilitan la comisión de acciones delictivas en horas de la noche.
Los reclamos de la población parecen no importarles a los encargados de la oficina comercial local,  ya que no explican las razones de los fastidiosos apagones.
Usuarios dijeron no entender las causas de los cortes.
Los denunciantes acusan a Edenorte de interrumpir 2 y 3 veces por noche el vital servicio, y agregaron que a diferencia de otras ciudades del interior del país, donde dicha empresa utiliza medios de comunicación para informar sobre averías y suspensiones, “aquí en Bonao ni siquiera una guagua anunciadora sale a las calles para decirnos el porqué de los apagones”.
Las micros, pequeñas y medianas empresas han sido embestidas por la falta de electricidad  registrando pérdidas económicas incalculables, fruto de las suspensiones eléctricas.
Salones de belleza, talleres de ebanistería, soldadura, herrería, cafeterías, restaurantes, bares y centros recreativos, han tenido que recurrir a las compras de plantas eléctricas e inversores para poder mantenerse operando.


 
Top