Miguel Cruz Tejada
NUEVA YORK._ Agentes federales arrestaron a cuatro comerciantes dominicanos radicados en Lawrance (Massachusetts) y dos empleados a quienes acusan de una estafa por $2.5 millones de dólares al Programa de Cupones de Alimentos (ETB) del gobierno de Estados Unidos.
Los agentes allanaron los negocios de los prevenidos situados en diferentes calles de Lawrence.
Uno de los negocios es “Bonao Market”, propiedad de Cristian Peña, quien es uno de los principales acusados en la supuesta estafa.
Martin Santiago, Esperanza Ortiz y Ramón Peña, son los otros negociantes dominicanos apresados por los federales. Los empleados, acusados de complicidad en el esquema, no han sido identificados por las autoridades.
Las redadas fueron hechas por oficiales del Departamento de Agricultura (USDA), que controla el programa de cupones de alimentos, la Oficina del Inspector General de los Estados Unidos y la oficina del fiscal del condado Essex.
Los arrestos, dice la fiscalía, fueron la culminación de una investigación que comenzó en junio del 2012 por sospechas de tráfico ilegal de beneficios de los cupones de alimentos.
“Este no es un crimen sin víctimas, todos pagamos el precio cuando los pocos codiciosos defraudan a los contribuyentes de los escasos recursos públicos que están destinados a alimentar, alojar y vestiros a nuestros residentes”, dijo el fiscal.
Todos los detenidos son acusados por cargos de tráfico con beneficios de cupones de alimentos, conspiración para cometer robo, lavado de dinero, posesión ilegal de un arma de fuego y almacenamiento inadecuado de un arma ilegal.
Los empleados son acusados de conspiración para cometer robo.
De ser hallados culpables, los comerciantes dominicanos se enfrentarían a drásticas condenas en la cárcel y multas de millares de dólares.

 
Top