Edificación representa un peligro público 

Tony Balbuena / El Dominio Total

Bonao.- La Asociación Nacional de Enfermería (ASONAEN) demandó iniciar los trabajos de construcción del nuevo hospital de esta ciudad, prometido por la ministra de salud pública, doctora Altagracia Guzmán Marcelino.

Francisca Peguero, pidió la demolición del hospital Pedro Emilio de Marchena, cuya construcción data del año 1952 en el gobierno del generalísimo Rafael Leónidas Trujillo Molina.

Visualizó que la edificación representa un peligro público para el personal y la población que acude al mismo en busca de asistencia médica.

“Estamos demandando la construcción de un nuevo centro asistencial fuera del entorno donde se encuentra este centro de salud, ya que no hay condiciones para seguir operando aquí. Los ingenieros han establecido que ya la estructura física no aguanta una remodelación más”, sostuvo.

Reclamó el nombramiento de 35 enfermeras, que por más de 7 años laboraron de forma nominal y voluntaria sin recibir salarios.

Informó que la sala destinada a mujeres parturientas, constituye un verdadero desastre, al precisar que pone en peligro a las recluidas y sus criaturas, al apreciar que el agua que filtra a través del techo les cae encima.

Agregó que las mujeres se encuentran amontonadas en una sala donde las camas son divididas por lonas.
Advirtió que las declaraciones y el documento entregado al representante del Poder Ejecutivo  es el inicio de una serie de actividades, que podrían concluir con un paro nacional de hospitales.

La presidenta nacional de las enfermeras del país, anunció para este martes 1 de septiembre una reunión con los sectores de la sociedad de Bonao, a fin de exigirles a las autoridades mejores condiciones de salud para los pobladores de esta localidad. 

 
Top