Rescatan a un anciano de 87 años que vivía a orillas del río Soco

Vallas y letreros caídos en Hato Mayor
HATO MAYOR. La caída de árboles, algunas comunidades incomunicadas por las crecidas de ríos y arroyos, letreros derribados por las ráfagas de vientos, es el panorama general que se vive pasadas las 4:00 de la tarde en las poblaciones del Este del país por el paso de la tormenta Erika.
La Defensa Civil en El Seibo informó sobre el rescate de un anciano de 87 años que vivía solo a orillas del río Soco, así como la evacuación de al menos 50 familias, que residen a orillas de ríos y cañadas en las zonas sur y norte de esa ciudad oriental.
Los vientos y las lluvias amainaron, pero los organismos de socorros están atento a cualquier eventualidad.
Los vientos de Erika, de 85 kilómetros por hora (kph), se han dejado sentir con más intensidad en las zonas costera de San Pedro de Macorís, La Romana, Bávaro, Miches y Sabana de la Mar.
Las evacuaciones preventivas en lugares vulnerables en hogares de familiares, iglesias, clubes, centros comunales, se mantenían esta tarde en Hato Mayor y El Seibo.
José Polanco, director regional de la Defensa Civil, explicó que solo desprendimientos de letreros y la caída de árboles se han registrado en la zona Este, sin que haya víctimas que lamentar.
  • Comunidades incomunicadas, árboles caídos y crecidas de ríos se reportan en el Este
  • Comunidades incomunicadas, árboles caídos y crecidas de ríos se reportan en el Este
  • Comunidades incomunicadas, árboles caídos y crecidas de ríos se reportan en el Este
 
Top