Es increíble que ocurran problemas como este entre miembros de la institución del orden, si esto es entre ellos que por lo menos deberían tratarse entre sí, que será entre las demás personas, este incidente sucedió en la ciudad de Santiago, que un supuesto raso de la policía nacional le propinó una galleta a un capitán de la Amet, porque este le estaba reteniendo su motocicleta.
Ellos estaban discutiendo con armas en las manos, al parecer querían identificar al supuesto raso, pero este se negaba, hay que entender que no se sabe por qué no mostró algo que diga que es miembro de la Policía Nacional, podría tratarse de un ladrón, los agentes de Ametestaban haciendo su trabajo, es lamentable observar casos como estos por supuestos agentes del orden.

 
Top