La ley que rige a la Policía contempla viáticos y reembolso del gasto en transporte, disposición que no se cumple


Policías en labores en un barrio de Santo Domingo.

SANTO DOMINGO. A pesar de que la Ley 96-04 que rige a la Policía Nacional establece que sus miembros deben recibir viáticos para alimentación y hospedaje por razón de servicios, y que le serán reembolsados los gastos por transporte, los agentes que son trasladados a municipios y provincias lejos de sus hogares no reciben esos beneficios.
Esta violación a la ley de la institución que debe velar por la seguridad ciudadana mengua el salario de los policías dominicanos pues, en muchos casos, lo devengado mensualmente se gasta casi o completamente en el traslado desde sus hogares al lugar de trabajo y viceversa.
El Artículo 59 de la Ley 96-04, sobre los derechos de los policías, en uno de sus párrafos dice que todos los miembros de esa institución deben “ser reembolsados por los egresos ocasionados por razón de servicios, tales como gastos de transporte, en los casos en que no fuere posible usar del servicio que ofrece el Estado, viáticos para alimentación y hospedaje, por razón de destino o residencia...”.
Al preguntársele a un agente por qué no reclaman esos beneficios respondió: “Pero ven acá, ¿usted no sabe dónde vive?”, insinuando que las leyes en el país regularmente no se cumplen.
Algunos policías dicen que no se explican por qué los trasladan a provincias lejanas a sus hogares “sin haber cometido faltas”, mientras que otros lo atribuyen a que no están “pegados” y no se cuenta con dinero para gestionar “lugares buenos”, que son aquellos en donde los agentes “pican su chelitos”.

“Al que no tiene nada, ni padrinos, los jefes cuando lo trasladan le dicen que fabrique, que los policías tienen que fabricar”, comentó un agente.

Tres casos
Un raso entrevistado, de 24 años, dice que reside en Invivienda, en Santo Domingo Este, y que desde febrero de este año fue enviado a Santiago. Trabaja de 8:00 de la mañana a 6:00 de la tarde y para no recurrir en mayores gastos en los viajes, labora dos días seguidos y duerme en el cuartel policial, para librar dos. Gasta en pasaje 700 pesos.
“A mí me gusta la Policía, pero de fuera se ve más bonita”, aseguró.
Sostuvo que es difícil sostenerse con el salario de 5,700 que le quedan “limpios”, incluidos los RD$240 de la ración alimenticia para todo el mes. Sin los descuentos, un raso policial gana 7,000 pesos en total.
Sostuvo que lo atrajo “engancharse a la Policía” porque pensó que algo debía tener de bueno con tantos agentes que tiene como miembros.
Otro raso, de 31 años, dice que lo enviaron de Sabana Perdida a Sonador, Piedra Blanca, en Bonao. Está separado de su esposa, que es bipolar y con quien tuvo un hijo.
Gasta 360 pesos en el traslado desde y hacia su trabajo. Una “ayuda” que dice recibir es la comida que le envía la Universidad Adventista cuando está en horas de servicio.
Tiene tres años y tres meses como raso. Ignora las razones por las cuales lo han trasladado tan lejos de su casa. “Yo no he faltado”, dice.
Sostiene que se enganchó a la Policía después de retirarse de la Marina de Guerra, porque “los trabajos están muy difíciles”, y que no solicita la baja voluntaria por no dejar sus años perdidos y calificar para la pensión que otorga la institución.
“Mi mamá me mete la mano, si no fuera por mi mamá yo no existiera”, cuenta. Según informó, su progenitora es conserje de una institución pública y vende productos de limpieza.
Un segundo teniente que presta servicio de patrullaje en Las Caobas, Santo Domingo Este, y vive en Villa Mella, Santo Domingo Norte, gestionó durante un año sin éxito su traslado al sector donde vive.
Si se traslada en un vehículo propio que tiene una instalación de gas propano, gasta RD$200 en combustible y si lo hace en un motor que también posee, el costo para trasladarse es RD$100.
Por el rango de segundo teniente devenga un salario de RD$13,000, que con los descuentos se reduce a RD$10,800 y que incluye los RD$300 por la ración alimenticia que le corresponde por todo el mes.
Explica que como trabaja en el Gran Santo Domingo devenga también 5 mil pesos por el 911, por lo que se considera “afortunado” porque los policías de servicio en otras provincias en donde no funciona todavía ese sistema solo cuentan con el salario de la institución.
Su horario de trabajo es un día de 8:00 de la mañana a 6:00 de la tarde, y el día siguiente de 6:00 a 8:00 de la mañana. Libra el tercer día
.

 
Top