Por: Manuel Frías
Puerto Plata, Rep. Dom. Con la elección de Ken Griffey Jr. como el más votado en la historia con un 99.3% de los votos y un 83% para Mike Piazza, los escritores de beisbol estadounidenses, dierón giro total a las votaciones futuras para el Baseball Hall Of Fame.

Nombres como: Nolan Ryan 98.7% en 1999, Carl Ripken Jr. 98.5% en el 2007, George Brett 98.1% en el 1999, Tony Gwynn 97.6% en el 2007 entre otros, no pudieron sobrepasar el record establecido por Tom Seaver en 1992 de un 98.8% de los votos, que perduro 34 años hasta que Griffey Jr. llego a escena. Con una boleta plagada de supuestos esteroides y uso de cocaína, Jr. obtuvo la mayor cantidad de votos auspiciado por estos contextos.

GRIFFEY
No caben dudas que la grandeza de Griffey Jr. como jugador. Donde en su carrera promedio .284, con 2,781 hits, 524 dobles, 630 HR (6to en la historia), 1,836 RBI. También participo o fue electo a 13 juegos de estrellas, 10 veces ganador del guante de oro por su gran defensa, 7 bates de plata. Además esta 6to. en bases por bolas intencionales con 246 y 7mo. en extrabases con 1,192. Más allá de sus números, Griffey era un pelotero carismático gracias a su juventud. Con solo haber jugado menos de 150 partidos en ligas menores, esa juventud lo llevo a convertirse en uno de los favoritos de los fanáticos del beisbol. 

PIAZZA
El caso de Piazza es más complejo. Mike no era ese gran defensor y menos tenía ese brazo que caracterizaba la posición en la historia. El cambio que produjo Piazza a la receptoría, fue traer más ofensiva a una posición que en los 80’s no era conocida por su gran poder ofensivo de sus representantes. Mike es líder en la historia para receptores en HR con 396 de sus 427 de por vida, es líder en SLG con 545, líder en OPS con .922, 4to en RBI con 1,135, 4to en promedio con .308, 9no en OBP con .377 y 9no en dobles con 344.

Para el primer año de Piazza en la boleta en el 2013, los votantes decidierón otorgarle un 57.8% de los votos y aunque en los años siguientes ha ido en aumento (62.2% en el 2014, 69.9% en el 2015), la elección del 2016 deja mucho de que pensar de quienes deberían entrar al Salón de la Fama.

EL FUTURO
Para antes del 2013 muchos votantes decían que Piazza a diferencia de Griffey pudo haber sido parte del grupo de los jugadores que utilizarón esteroides. No obstante esos mismos votantes en este año no decidierón llevar a nadie al salón, ya sea porque en ese año la boleta se plago de esteroides con la llegada de Bonds, Clemens y Sosa, además de los ya miembros de ella: Rafael Palmeiro y Mark McGwire.  A todos ellos agreguen el caso de Tim Raines (en ese año estaba a su 6to) que en los 80’s decían que utilizaba cocaína mientras jugaba.

Lo cierto es que con la elección de Piazza y lo debemos tomar como ejemplo a futuro; las selecciones del Salón de la Fama ha cambiado en la mente de los votantes. Claro está, que de un 69.9% a un 83% es mucho en un año de incremento y viendo el panorama de la boleta, era casi obvio que el entrara. Por ejemplo: Iván Rodríguez estará en la boleta del 2017 y donde quedarían los votos para Piazza en este año. Si los dos estuvieran juntos en la boleta, no me cabe dudas que los votantes tendrían un buen tema para discutir, ya que eran de la misma época. Personalmente entiendo que ellos le darían a Iván Rodríguez a elección de entrar primero.

Otro caso es el de Curt Schilling. En el 2015 tenía un 39.2% y termino el 2016 con un 52.3% de los votos. Ya que Pedro Martínez, Jhon Smoltz, Tom Glavine, Randy Johnson y Greg Maduxx no están (que por mucho son mejores que Schilling), la brecha para este lanzador se está abriendo y viendo el futuro hoy; Curt tiene el mejor chance de entrar en el 2018.

Volviendo al caso de los esteroides. Bonds y Clemens tienen seis años aun para ser elegidos y como ya se está viendo el cambio dentro de los votantes, hay posibilidades de que entren. Bonds en el 2015 termino con un 36.8% y llego a 44.3% en el 2016 y Clemens termino el ’15 con 37.5% y finalizo el 2016 con 45.2%.

Usemos las matemáticas con los datos de Clemens:
2015: 37.5% y 2016: 45.2%
El incremento es de 7.7% en las votaciones.
Multiplicamos ese monto por la cantidad de años restantes: 7.7 x 6: 46.2%.
Sumemos el resultado del 2016: 45.2% más los 46.2%, esto da un 91.4%.
Claro que los votantes no le darán ese 91% a Clemens dentro de 6 años, pero si vemos los incrementos en los cambios de votantes a favor de Bonds y Clemens; veremos a estos dos entrar al Salón de la Fama en unos años. 

Lamentablemente para Mark McGwire este fue su último año dentro de la boleta y automáticamente pasara al comité de veteranos para su selección, la cual entiendo durara su buen tiempo para que estos lo valoren.

Sammy Sosa esta en el limbo todavía, habiendo terminado con el porcentaje más bajo este año con 7%. A pesar de ser el único en la historia con tres temporadas de más de 60HR, los votantes no lo ven como un legítimo miembro. Quizás sea, porque Sosa nunca tenía esa cualidad de Jonronero y los votantes lo ven como un producto de los esteroides al igual que McGwire. A diferencia de Bonds y Clemens, quienes se entiende que tenían material para el Salón de la Fama antes de los esteroides,  estos dos son sin lugar a dudas los más temibles de sus respectivas eras (esto incluye antes y después de los esteroides).  Con esto no digo que Sosa no sea un buen pelotero, pero al ver sus records; se nota algo extraño. Después de la temporada del 1992 cuando conecto solo 8 HR y se lesiona, en el 1993 conecta 33 y posteriormente llegan esas temporadas de 60 o más cuadrangulares. En los años anteriores al ’92, la mayor cantidad de Sosa eran 15 en 1990 jugando para los Medias Blancas de Chicago antes de ser cambiado por George Bell entre el ’91 y ’92.

Para las próximas boletas veremos jugadores como:

CLASE DEL 2017
CLASE DEL 2018
CLASE DEL 2019
CLASE DEL 2020
Vladimir Guerrero
Omar Vizquel
Roy Halladay
Derek Jeter
Iván Rodríguez
Chipper Jones
Tod Helton
Jason Giambi
Jorge Posada
Johan Santana
Andy Pettitte
Cliff Lee
Manny Ramírez
Jim Thome
Miguel Tejada
Bobby Abreu

Como el futuro es incierto y los acontecimientos actuales van dictaminando cada página de ese futuro a venir, es obvio decir ahora que por su trayectoria y su legado, el único en que podría llegar al 100% de los votos es Derek Jeter. No me imagino otro mejor para llegar a la unanimidad de las votaciones. También hay que recordar que el tiempo cubre de blanco los años de los votantes y una nueva camada de estos llegara a tener la potestad de elegir nuestros futuros inmortales.

Hasta entonces, solo nos queda seguir debatiendo y analizando las decisiones de quienes en su pensar, tienen la opción de elevar al más alto nivel a estos jugadores; esperanzados en que los nuestros lleguen a formar parte de este gran y pequeño grupo exclusivo de las grandes ligas.
 
Top