Dice: la organización no ha rendido cuentas del manejo de fondos públicos

POLÍTICA
| 19 FEB 2016, 8:37 AM

El dirigente político Guido Gómez Mazara.

SANTO DOMINGO. El dirigente político Guido Gómez Mazara notificó a la Junta Central Electoral (JCE) una oposición a la entrega fondos públicos al Partido Revolucionario Dominicano (PRD) por no rendir cuentas desde 2012.
Mazara –quien disputó la presidencia del PRD a Miguel Vargas a mediados de 2014- se ampara en la notificación del presidente de la Junta Central Electoral a los partidos políticos en la que ponía la rendición de cuentas como condición para la entrega del dinero de la campaña, realizada el pasado martes 9 de febrero.
La Ley electoral, la 275-97, indica en su artículo 45 que 60 días antes de la fecha de las elecciones los partidos deben presentar a la JCE una relación detallada de ingresos y gastos desde las elecciones previas, con lo que el PRD tendría hasta mediados de marzo para cumplir con la legislación.
Aunque el período requerido en la disposición es de las últimas elecciones (2012), el documento de oposición recuerda que tampoco ha sido posible auditar la ejecución de RD$1,200 millones que la entregó al PRD entre 2009 y 2012.
Los folios recogen una afirmación de Miguel Vargas Maldonado, presidente del PRD, quien dijo que el 27 de enero del 2013 –día en que sus seguidores y los de Hipólito Mejía se enfrentaron a disparos y “sillazos” en la Casa Nacional- “grupos políticos desaprensivos” habrían destruido mobiliarios y los archivos donde estaban las operaciones financieras del PRD hasta la fecha. Por este motivo, no habrían entregado a la Cámara de Cuentas los documentos necesarios para la auditoría.
Guido Gómez Mazara indica que pese a que el 16 de marzo de 2015 se querelló ante el Ministerio Público por “crímenes de desfalco y abuso de confianza” al no presentar los pormenores de los RD$1,200 millones, no ha tenido respuesta.
En la querella al Ministerio Público, Mazara acusa a Miguel Vargas Maldonado, Ramón Sánchez y Rafael Espinal, de haber “sustraído de forma fraudulenta” los RD$1,200 millones. Este documento indica que el PRD debió enviar los comprobantes de gasto de 2009, 2010, 2011 y 2012 cada uno de esos años, pero no lo hizo. Por eso –asegura Guido en la querella- “no existe justificación de ninguna naturaleza de que no se hayan presentado los referidos comprobantes”.
 
Top