SANTO DOMINGO. Al depositar la solicitud de prisión como medida de coerción en contra del sindicalista Blas Peralta, la Fiscalía del Distrito Nacional lo acusó de utilizar un arma “cargada por la Policía Nacional” para supuestamente cometer el homicidio en contra del exrector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo y candidato a senador por San Cristóbal, Mateo Aquino Febrillet, el pasado viernes.
La Fiscalía solicitó también prisión en contra del retirado coronel de la Policía Rafael Herrera Peña, Franklin Venega y Geraldo Félix Batista.
Según la instancia depositada por la Fiscalía ante la Oficina de Atención Permanente, el imputado principal, Blas Peralta, luego de una discusión en el restaurante El Lago, procedió a darle persecución por varios minutos al vehículo en que viajaban Aquino Febrillet, el candidato a diputado Eduard Montás, el chofer Joel Soriano Ramírez y la secretaria Rosa Mañaná Ramírez.
“La evidencia electrónica muestra que el imputado, luego de disparar, se comunicaba con el coronel retirado Rafael Herrera Peña de la Policía Nacional, tratando de cambiar el cañón del arma homicida, de arrojar los teléfonos de él y de sus cómplices al mar y buscar a una persona que asumiera la culpa del asesinato”.
Agrega que “el imputado Blas Peralta, para cometer el asesinato de Aquino Febrillet, utilizó una pistola que le había sido cargada por la Policía Nacional, cuya balística dio positiva con un proyectil del cuerpo de la víctima.

La Fiscalía afirma que el presidente de Fenatrado y candidato a diputado por el PRM continuó la persecución aún después de disparar contra sus víctimas y que se marchó ya cuando el chofer de Aquino Febrillet había llegado al Centro Médico Real y las víctimas eran sacadas del vehículo.
“Por el tiempo transcurrido entre la reunión en el restaurante El Lago y el momento preciso de la comisión del crimen, la persecución llevada a cabo, y la clara intención de matar de forma premeditada, califica este hecho como asesinato”, agrega.
La muerte del exrector de la UASD se produjo por el disparo “con entrada de bala y sin salida que le penetró por el hombro izquierdo y le llegó hasta el corazón”, se detalla en el expediente.

Aquino Febrillet, Peralta y Edward Montás sostenían una reunión en el restaurante El Lago, ubicado en la avenida Anacaona para dirimir asuntos relacionados a las candidaturas del Partido Revolucionario Moderno (PRM) en San Cristóbal, en cuyo encuentro hubo una discusión entre Peralta y Montás, agrediéndose físicamente. Los presentes se vieron obligados a intervenir y que en “ese mismo instante salía Febrillet hablando por su celular para abordar su vehículo ”, refiere el expediente.

“Se detuvo unos segundos para terminar la llamada. Acto seguido, salía la parqueo del restaurante, rápidamente, el señor Eduard Montás”, agrega.

La Fiscalía dice que Montás salió del restaurante y que abordó el vehículo de Aquino Febrillet, quien se dispuso a llevarlo hacia la calle Hatuey, a su residencia, y que al percatarse de que los seguían decidieron detenerse en el destacamento de Mirador Sur y que cuando pretendieron detenerse “el vehículo en el que viajaba el imputado se le colocó paralelo al que ocupaba Mateo Aquino Febrillet, Eduard Montás, Rosa Elaine Mañaná” y el chofer y seguridad del exrector.

Fue en ese momento, detalla el expediente, que el “propio imputado comenzó a dispararles”

Edward Montás: “Se pararon paralelo a nosotros, cuando miro lo que veo es a Peralta apuntando”

KIRSI DIAZ / SANTO DOMINGO. El candidato a diputado del Partido Revolucionario Moderno (PRM) por San Cristóbal, Edward Montás, responsabilizó al sindicalista Blas Peralta de la muerte del exrector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Mateo Aquino Febrillet.
Afirmó que Blas Peralta disparó contra el vehículo en el que viajaba junto a Febrillet, su asistente y el guardaespaldas.





“Se pararon paralelo a nosotros, cuando miro lo que veo es a Peralta apuntando, yo me abajo y le digo a los otros que se abajen que no entren (al destacamento) y ahí empezaron los disparos”, explicó Montas.
A su llegada al Palacio de la Policía donde es interrogado, el político narró que fueron interceptados en la avenida Anacaona casi esquina Caonabo, cuando se disponían a entrar al destacamento ubicado en el Mirador Sur.
Dijo que el almuerzo lo sostuvieron para coordinar trabajos y también para “bajar la agresividad a Blas Peralta” quien estaba en contra de los demás candidatos a diputados del PRM de la Circunscripción 2.
“Transcurrió muy bien, pagamos la cuenta y cuando nos íbamos el señor Blas Peralta nos agredió verbal y físicamente, cuando nos paramos para defendernos yo lo empujé, me agarraron y me recomendaron que me fuera”, explicó Montas.
Indicó que cuando iba saliendo del restaurante, el exrector se devolvió y le preguntó por el percance, “pero nos fuimos”.
“Me fui con él y el chofer de Febrillet se percató de que nos venían siguiendo, dimos varias vueltas a ver si lo perdíamos. Nos paramos frente a la casa del Presidente (Danilo Medina) donde siempre hay seguridad vigilando, y al ver que no había nadie el guardaespaldas de Febrillet dijo vamos a la Policía al Mirador para poner la querella”, apuntó.
En ese trayecto los interceptaron y le entraron a tiros.
Negó que le haya dado una bofetada a Peralta como éste asegura y pidió que revisen las cámaras del restaurante donde estaban.
La discusión se generó cuando Blas se acercó a preguntarle por una supuesta amenaza de Edward a un compañero de Blas llamado Willi.
“Le dije que era incapaz de eso, que el no conocía a esa persona que estaba metiendo mucho chisme y fue cuando comenzó a agredirme verbalmente, me puso un dedo en la cara y cuando me iba a agredir con el puño, lo empujé “, declaró.
Montás mostró la herida superficial que tiene en su brazo izquierdo de una bala que le rozó, y responsabilizó a Peralta de cualquier cosa que le pueda pasar a él o a algún miembro de su familia.


Conversación entre coronel y Blas Peralta: “¿Con qué fue que usted tiró?”


ENECIA PEREZ /SANTO DOMINGO. El coronel de la Policía, Rafael Herrera Peña, intentó cambiar el cañón de la pistola con la que Blas Peralta presuntamente habría asesinado al exrector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Mateo Aquino Febrillet, para evadir la justicia.
De acuerdo a los mensajes de texto entre el coronel y Peralta, el primero le sugirió al principal imputado huir y no entregarse el mismo día a las autoridades para tener tiempo de hacer sus amarres.
“¿Con qué fue que usted tiró?”, le pregunta el oficial a Peralta; “con esa pistola”, respondió el sindicalista del transporte de carga, “los celulares hay que tirarlos al mar”.
“No, no, no, los celulares los vamos a dejar en el vehículo”, respondió el oficial.
“Si pudiéramos encontrar una pistola de camino para cambiarle el cañón, en la Policía, de esas, ¿eh?, ¿eh?, ¿eh? ¿Dónde yo puedo encontrar un cañón de esos? Lo que hay que tratar de no entregarse hoy. Oiga, Geraldo está con el abogado, no pa’ allá, no con Alexis, donde Beuchamps”, le expresó vía mensajería Herrera Peña al presidente de la Federación Nacional de Transporte Dominicano (Fenatrado).
Los mensajes están contenidos en la medida de coerción solicitada por la Fiscalía del Distrito Nacional en contra de los dos imputados, así como Geraldo Féliz Bautista Mena y Franklin Alejandro Venegas Rivas.




 
Top