Miguel Cruz Tejada /
NUEVA YORK. La aspirante a candidata presidencial por el Partido Demócrata, Hillary Clinton, bailó merengue este domingo, durante una visita al Alto Manhattan, el barrio más poblado de dominicanos.
Hillary estuvo acompañada de su esposo Bill Clinton, después de subir a una vistosa tarima, junto dirigentes políticos, y dar breves declaraciones a los medios la aspirante presidencial, “movió” los pies y las caderas al ritmo del merengue “Moviendo la Cadera” de los Hermanos Rosario, amplificado en los altavoces de propaganda.
“Imagínense un Estados Unidos donde estemos unidos de nuevo”, dijo la señora Clinton.
“Estamos en contra del odio, retórica que viene de los republicanos, frente a la que le decimos que Donald Trump, ¡basta!”, añadió la precandidata.
Hillary agitó sus manos en el aire antes de que Espaillat le tomara la mano y la hizo bailar en la tarima.
Ella, tocada por el ritmo, siguió bailando, mientras agarraba las manos del asambleísta Wright.
Tanto Espaillat como Wright, aspiraban a un escaño en la Cámara de Representantes del congreso de Estados Unidos, para sustituir al actual representante Charles Rangel, quien participó en las actividades.
Hillary reiteró sus promesas a los inmigrantes dominicanos y latinos, de impulsar la reforma migratoria como presidenta y criticó la retórica de odio de los republicanos.
Hillary, quien no regresaba al Alto Manhattan desde 1999, cuando buscaba también el apoyo de los electores dominicanos para llegar al senado, volvió ayer domingo, participando en un “codeo” en la calle 183 y avenida Saint Nicholas (Juan Pablo Duarte Boulevard), muy cerca de donde una mocana se ha hecho famosa por sus habichuelas con dulces.

 
Top