Hogla Enercia Perez / SANTO DOMINGO. La defensora del pueblo, Zoila Martínez de Medina, puso a disposición de la Policía Nacional el equipo técnico de la institución para ayudarlos a identificar dónde y que están haciendo los 2300 agentes cuya función desconoce el jefe policial.
Calificó como “algo grave y una bomba” el hecho de que el mayor general Nelson Peguero Paredes no sepa dónde están sus miembros activos y armados.
“Eso es grave porque el ese jefe de la policía está diciendo la verdad, entonces nosotros le ofrecemos, los ciudadanos conscientes del peligro que entraña esos policía que no saben dónde están pero tienen armas de fuego”, expresó Martínez de Medina.
Previo a inspeccionar ayer las condiciones en las que se encuentran los detenidos en la cárcel del Palacio de Justicia del Distrito Nacional, dijo que pone a disposición de la jefatura el personal y las computadoras de la Defensoría.
“Nosotros la Defensoría del Pueblo le ofrece desde ya un equipo de tecnología con las computadoras para que rastree uno por uno el cuerpo de policía que están activos y los otros donde están, llamarlos a que vayan o renuncien y entreguen las armas de fuego que no se sabe dónde”, refirió.
“Eso es una bomba, ¿que la policía no sepa dónde están sus miembros que están armados con armas con armas de fuego? No, no, vamos a ayudar al jefe de la policía, vamos a ayudar a la policía a encontrar esos policías”, puntualizó.
Martínez de Medina explicó todos los domingo realiza visitas sorpresas a las cárceles y asilos para inspeccionar las condiciones en que se encuentran las personas allí así como verificar si están recibiendo los alimentos.

“Eso es una bomba, ¿que la policía no sepa dónde están sus miembros que están armados con armas de fuego? No, no, vamos a ayudar al jefe de la policía, vamos a ayudar a la policía a encontrar esos policías”, puntualizó.


 
Top