La policía de Bonao recibió en el día de hoy algunas llamadas sobre la denuncia de que unos individuos al bordo de una " jipeta roja" andaban " atracando " en esta ciudad que esta siendo azotada por los delincuentes.

Que atraquen en Bonao no es sorpresa y para muchos en un pueblo donde solo el fin de semana se registraron 17 atracos, todos a mano armada, aún con el patrullaje y los operativos anunciados por la dirección Cibao Sur, los atracos se dan en sus propias narices.

Lo que sorprende, lo diligente que fue la uniformada con estos individuos, los que ha vista de todos no presentaban el peligro de los denunciados por la ciudadania, pues eran dos y no tres como se buscaba. Estos  fueron obligados tirarse en el piso caliente mientras le requisaban el vehículo, con un aparataje en medio de la arteria  comercial principal de esta ciudad.

La gente no sabia que decir de la actuación policial, si aplaudirla o avergonzarse, pues estos aunque fueron invitados al "cuartel",  según testigos no se le encontró nada comprometedor y es posible que estén en libertad. 
Pero si no eran estos los delincuentes que buscaba la policía, quien le paga la vergüenza e indelicadeza que pasaron estos dos mozalbetes que solo tuvieron la desdicha de andar en una "jipeta roja".

La actuación y la escena parecía de película, por eso hoy las redes están llenas de la pintoresca foto del periodista Carlos Brito, quien tuvo la suerte de estar en el momento oportuno para la imagen.

 
Top