Miguel Cruz Tejada /
NUEVA YORK. La Universidad Estatal de Utah (USU) dijo que el estudiante dominicano Frank Marino de León Comprés, de 21 años, y nativo de Moca, es el primer alumno del programa de enseñanza para pilotos comerciales que muere trágicamente desde que se fundó esa escuela en 1939.
El estudiante, que pilotaba un pequeño avión modelo DA-40 Diamond Aircraft, cayó destrozado sobre un campo de heno entre las ciudades de Paradise y Hyrum, en el condado Cache de Utah, el lunes a las 2:00 de la tarde.
El sheriff adjunto del condado Cache, Matt Bilodeau, le dijo al canal KSL de la cadena NBC, que de León Comprés, iba solo en el avión, cuando el aparato cayó.
Explicó el oficial que cuando las autoridades llegaron a la escena, encontraron al estudiante muerto, pero el avión no se incendió, aunque en las imágenes difundidas en medios locales de Utah, se aprecian visibles destrozos parciales en estructuras de la aeronave.
El sheriff dijo que se utilizaron aviones para detectar el lugar exacto donde cayó de León Comprés y la aeronave que pilotaba.
El estudiante de aeronáutica volaba sobre la superficie del campo de heno. Había despegado del aeropuerto Logan Cache horas antes del accidente, con vientos de solo 6 millas por hora.
Hasta el momento, la causa específica del accidente no ha sido revelada, hasta que la Administración Federal de Aviación y la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte del gobierno de Estados Unidos no concluyan las investigaciones.
Maren Aller, portavoz de la universidad, dijo que De León Comprés hacía el vuelo para tratar de conseguir más horas y graduarse como un piloto profesional.
El entrenamiento es necesario para completar el currículum de aeronáutica civil en la referida universidad, y obtener la licencia de piloto comercial.
El joven cursaba el último año de sus estudios para piloto y era dirigente de la Asociación de Estudiantes Dominicanos en la alta casa de estudios.
“Todos estamos aturdidos y entristecidos por su repentina muerte”, añadió la portavoz.
Informó que se ha abierto consejería psicológica para los compañeros de clases de De León Comprés y que “nuestras oraciones están con la familia”.
La funcionaria dijo también que De León Comprés era también un residente asistente en el campus David Hall de la universidad.
Dijo que unos 180 estudiantes estudian en el programa de pilotos profesionales.
Una de sus mejores amigas, la dominicana Sara Guzmán, deploró la muerte del estudiante y resaltó sus virtudes como brillante alumno y un ser humano de excepcionales condiciones.
“Estoy devastada por la muerte de Frank”, le dijo al mismo canal de televisión.

 
Top