Un día como hoy tuve la dicha de convertirme en padre al venir mi primogénito a mundo, hoy ya cumple 17 y quiero desearle lo mejor por darme la oportunidad y esa alegría.

Sin embargo la vida nos recuerda lo efímeros que somos en nuestro paso por la tierra, hoy hace apenas un ano, mi madre parte de este mundo, a quien deseo Dios le haya dado un buen lugar, quiero pedir sus bendiciones desde lo alto para los que quedamos en la tierra.

 
Top