La religiosa dominica Lucía Caram hizo estas declaraciones en un canal de televisión español. Miles de católicos firman para que la suspendan.

La religiosa dominica Lucía Caram, natural de Argentina y actualmente radicada en Barcelona, aseguró recientemente en el programa televisivo español "Chester in love" que la Virgen María y San José tenían una relación de “pareja normal”, que implicaba “tener sexo y tener una relación normal de pareja”.

En el programa del 29 de enero, Caram aseguró que “la Iglesia durante mucho tiempo ha tenido muy mala relación” con el tema del sexo, y lo tuvo “un poco bajo la alfombra, y no era un tema tabú sino un tema que se consideraba sucio, oculto, y era la negación de lo que yo creo que es una bendición”.

En el caso de la Virgen María, dijo la religiosa dominica, entiende “que realmente sea muy difícil de creer, de asumir, el tema de la virginidad de María, y encima a San José, para demostrar que no había nada, normalmente lo dibujan viejo y con barba”.

“Entonces era el abuelo que estaba con… yo creo que María estaba enamorada de José y yo creo que era una pareja normal”, dijo, y precisó que “yo creo que lo normal, que era tener sexo y tener una relación normal de pareja”.

Sobre la virginidad de María, dijo, “yo entiendo que cuesta de creer, que cuesta digerir y muchas veces cuando se intenta explicar acaba sacando una carcajada de la gente porque hace poco creíble el mensaje”.

Para Lucía Caram, la Iglesia debería “haber presentado a María y a José de otra manera, y entender que es una relación madura de amor que se abre a la vida y que es capaz de gestar y secundar un proyecto de liberación, de salvación”.

Para Caram es necesaria “una revolución y que empieza a haber una revolución (…) Porque las iglesias están vacías, el mensaje no tiene credibilidad”.

A través de la plataforma Change.org, miles de católicos han firmado en el marco de una campaña que exige la suspensión de la religiosa, dirigida al Arzobispo de Barcelona y al cardenal João Bráz de Aviz, Prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada.

Fuente: ACIPrensa

 
Top